El sistema de inmigración se beneficia de los consultores éticos

agosto 24, 2017

El sistema de inmigración se beneficia de los consultores éticos

Escrito por Jeremiah J. Shea ​​Publicado el 3 de Agosto de 2017
Los reguladores federales deben promover el uso de consultores de inmigración autorizados y advertir a los solicitantes sobre los estafadores y ladrones.
Leí con interés el artículo bien pensado de Opciones Políticas de Steven Meurrens sobre “consultores de inmigración sin escrúpulos”. Estuve de acuerdo con toda la presentación de Meurrens, exceptuando el uso de la palabra “consultores” para describir el problema. Por supuesto que existen algunos consultores migratorios poco éticos en Canadá. También existen abogados, doctores, agentes de bienes raíces, etc poco éticos. Tristemente, cada profesión autorizada tiene algunos de ellos. Pero las manzanas malas no son la regla.
Como ex funcionario del Servicio Exterior Canadiense, sé por experiencia de primera mano que el sistema de inmigración canadiense se beneficia considerablemente de la contribución de los éticos consultores y abogados de inmigración. Los consultores, per se, no son el problema. El problema real son los incontables estafadores y ladrones alrededor del mundo quienes se venden como agentes de visas de buena fe y ofrecen falsas promesas de trabajos garantizados en Canadá y visas para llegar aquí. Ellos no son consultores de migración. Son simples tomadores que se presentan como agentes de visado.
El sistema de inmigración de Canadá es complejo. Está regido por la Ley de Inmigración y Protección de los Refugiados y sus regulaciones y sujetas a interpretación por políticas en constante cambio, programas y procedimientos. Para procesar casos con confianza, la Oficina de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá (IRCC) solicita una gran cantidad de información de los solicitantes, respaldados por documentación, la cual es sujeta a rigurosos “controles de integridad” por parte del personal de IRCC.
Durante mis numerosas publicaciones en el extranjero como oficial canadiense de visados y gerente de programas de inmigración, llegué a apreciar el valor agregado que aporta el conocimiento de los abogados y consultores de inmigración en los casos complejos. El sistema de migración se beneficia enormemente del arduo trabajo de muchos profesionales de inmigración y personal que se aseguran de que las solicitudes de inmigración de sus clientes estén muy bien preparadas.
El reconocimiento de esta útil contribución conduce al gobierno a la creación de un portal web especializado para el uso de representantes autorizados pagados, que permite a los profesionales reconocidos aplicar de parte de sus clientes.
El sistema encaja perfectamente con el enfoque modernizado de Canadá para el procesamiento en línea.
Muchos solicitantes pueden navegar en el sistema por su cuenta. Pero justo como nosotros no somos capaces de repara nuestros autos, hacer nuestros propios testamentos o gestionar nuestras inversiones, algunos solicitantes extranjeros de visa quieren recurrir a profesionales para asistirlos, si así lo requieren.
En 2013 me convertí en miembro autorizado del Consejo Regulador de Consultores de Inmigración de Canadá. Desde entonces he recibido numerosas consultas de personas fuera de Canadá cuestionando a cerca de ofertas de empleo válidas, documentos para la visa canadiense y otras propuestas atractivas –que son evidentemente falsas. Además, desesperados por llegar a Canadá, las personas que consultan desean que sean reales.
Muchos observadores piden que se realicen más cosas fuera de Canadá para tratar contra los falsos agentes de visados. Esta es una meta digna. Sin embargo, requiere de un compromiso, recursos significativos y una cooperación considerable de las autoridades locales. Es un objetivo a mediano y largo plazo.
Por ahora, las medidas que pueden ser tomadas de inmediato se encuentran el reporte Comenzar de nuevo: Mejorar la supervisión gubernamental de los consultores de inmigración, publicado en junio 2017 por el Comité Permanente de Ciudadanía e Inmigración de la Cámara de los Comunes. El comité reconoce claramente que se requiere un enfoque multifacético. Me complace ver que el comité recomienda más educación pública y conciencia sobre la profesión consultoría de inmigración canadiense. La recomendación 6 propone que el regulador de los consultores de inmigración de Canadá “deba autorizar y estimular el compromiso para involucrar la educación pública con la profesión”; la recomendación 13 propone, entre otras cosas, que IRCC “explique los riesgos de recurrir al uso de consultores no registrados” -los falsos agentes de visados en todo el mundo.
Espero que estas recomendaciones lleven a un mayor esfuerzo por parte del regulador y el gobierno federal para promover los beneficios de usar consultores de inmigración canadienses autorizados y advertir a aspirantes a candidatos sobre las graves consecuencias de contratar a los estafadores y ladrones. Educar al público en esta materia va al núcleo del mandato regulador de protección al consumidor.

Immigration system benefits from ethical consultants

Categoría: